martes, 9 de enero de 2007

sip, síndrome penélope

pues sí, estab yo tan tranquilamente dando a las agujas para la bufanda de S que es la misma lana que la de M (Katia Nepal) y es de estas cosas que yo la veía muy ancha pero que esperas que sean figuraciones tuyas, cuando se me acaban los 2 ovillos y me faltaba un tercio de la bufanda con lo que tenía dos opciones
1. Comprar otro ovillo y hacer una "bufamanta"
2. Deshacer y volver a empezar (grñpf,grñpf)
Obviamente opté por la segunda opción y ya mi madre me explicó la regla del 10x10 que consiste en coger 10 puntos, dar 10 vueltas y calcular y ver como queda, será que la experiencia es un grado....

4 comentarios:

fifilota dijo...

Jo, lo de deshacer... grrrrrrr. Yo lo odio... y eso que me toca ¡¡un montón de veces!! El último jersey que hice se lo lleve a la madre de P para que me rematara unas cosillas... y lo tuvo que deshacer ¡¡¡ENTERO!!! (y eso que ya estaba cosido y tó)

Laurix dijo...

Uy! Si es que toda tejedora que se precie tiene que haber pasado por eso... En fin, tómatelo como una parte más del proceso (aunque eso sí, es muy puñetera)

anita dijo...

jolines fifilota lo llevaste a que te rematara unas cosillas y te remató a tí! jijiji

Laura dijo...

Holas! yo aún no me he animado con la lana, pero ando con ganas. Ahora que eso de deshacer no se yo si me va a gustar jaja