sábado, 17 de febrero de 2007

trabajando


Trabajar sábados y domingos por la mañana no puede ser bueno sólo andan sueltos los raros:
1. ¿por qué la gente se levanta un sábado por la mañana a las 08.30 para leer el periódico? Todavía se lo voy a preguntar a los tres señores que están en el sofá delante de mí desde hace una hora.
2. Lo siento, aunque esté en recepción, no sé cuanto cuesta un coche de alquiler, dónde se lo entregan y si está o no abierta la oficina, como ya le he dicho estos son los teléfonos puede llamar y solicitarles la información. Tampoco sé los horarios de autobuses para León, ni si va a llover esta tarde.
3. No señora, lo siento pero yo no pongo inyecciones, puede ir a la farmacia que el farmacéutico es muy majo o si no al hospital PERO YO NO PONGO INYECCIONES (¡qué repelus!)
4. NO, no sé porqué cuando usted va a Barcelona no coincide con gente que hable inglés, pero estoy segura de que si viaja a Londres, Dublín, New York, coincidirá con mucha gente con la que puede hablar en inglés (o eso creo).

Todo esto es verídico, tan verídico como que me quedan cuatro horas y todavia puede pasar de todo y lo peor es que, como un día me dijo un cliente: "Señorita, usted no sabe nada o ¿qué?" Amablemente le contesté "Suficiente tengo con recordar a qué hora tengo que venir a trabajar"
pues eso, así todos los días ¿cómo me voy a a centrar?.

4 comentarios:

Laurix dijo...

Si lo que no te pase a tí en el trabajo...

Maria Catarata dijo...

¡Muy buena la respuesta!Bastante tenemos con no tirarnos a la yugular del personal, por diosssssssssssssssssssss.

fifilota dijo...

Yo no me explico ná de ná... ¡¡con lo agusto que se está en casita a esas horas!!

Alex dijo...

A mí me pasó con una viejuna, que me preguntaba que qué horario tenía la TS de la Junta, y yo, señora no lo se, está en otro edificio, no somos los mismos, y esto durante 15 minutos, y yo señora, que no lo se, que lo que no se no se lo puedo decir... hasta que me dice riéndose "te veo poco iluminada hoy" Y yo ya, roja de mala leche (me lo dijeron mis compañera que me estaban escuchando y partiéndose de rusa) ¡Señora no me falte usted al respeto que yo no le he faltado!

Brrr, pero lo de las inyecciones me ha quedado impactada, argh!!