viernes, 18 de mayo de 2007

Se acerca

el fin de semana, seguimos con el buen tiempo y cada vez más con el síndrome del viernes. Hoy todo es alegría y jovialidad (y sobre todo muy pocas ganas de trabajar), pasamos más tiempo muchas veces disimulando que tenemos mucho que hacer en vez de trabajar de verdad y es que cuando el gato no está... ¡los ratones se divierten!! (sí, se ha ido el jefe ya de fin de semana y andamos todos con mucha fiesta por aquí)

2 comentarios:

CHECHE dijo...

!!!Hola Anita!! bueno es curioso que entrara por la ventana tan chiquitin, el que me regaló mi hijo tiene cuatro meses, desde el primer día le llamamos Floro y atiende, es bueno no pica, no como lea que es malísima, a floro le gusta la manzana y a Lea se la hemos puesto miles de veces y nada ni tocarla pero..... es ver a Floro y la envidiosa le ha cogido gusto, es una celosona. Tambien los tenemos separados, a ratitos los juntamos, nos da miedo que lea le pique, las mujeres somos muy pinchauvas je,je.

Laurix dijo...

No, no, no, eso no está bien, aunque no esté el gato, los ratones a sufrir, por muy viernes que sea! :-P