martes, 9 de septiembre de 2008

sin las gafas pasan estas cosas...

Una de las cosas de ser miope es que tienes el incoveniente de no ver bien de lejos. El pasado sábado cuando me dirijía a la quedada Puce-lana, dado que el centro en fiestas está difícil para aparcar y qeu llegaba un poquito tarde, decidí meterme enun parking. Aparco el coche correctamente. Recojo todas las cosas abriendo y cerrando el maletero y las puertas varias veces, mientras el de la caseta observado tranquilamente, cuando tengo ya todas las bolsas veo un cartel que pone "salida", me dirijo hacia allá, abro la puerta ¡¡y estoy en el servicio!! me doy la vuelta veo el cartel "salida" pienso "será esta otra puerta" abro ¡¡otro servicio!! ya desesperada pienso voy a preguntar al amable vigilante, que ha estado observando todo mi periplo.
- perdone ¿cómo se sale de aquí?
- Allí al fondo está la puerta
-¿dónde? yo escrutando con la mirada una ristra de columnas.
-Allí al fondo, pero si quieres sube por la rampa de aquí y ya estás en la calle.

Así que salí por la rampa de los coches... y sin tener qeu ponerme las gafas!!

3 comentarios:

Laurix dijo...

je,je,je, esto de ser miope es una aventura constante...

fifilota dijo...

Bueno... ¡¡son cosas que pasan!!!

Hiroshige dijo...

Buf, si yo te contara que ni con las gafas puestas...