jueves, 22 de enero de 2009

Sin vergüenza

Y se me acaba, (la vergüenza ya se me acabó hace mucho), desde navidades que por un motivo u otro que casi llevo un mes con el bono sacado donde mi madre para ir a comer tooooooodos los días y mientras yo sin cocinar. Hay que aprovechar que están mis hermanas ¿no? pero ya se empiezan a marchar y volveré a comer tooooodos los días a mi casita.
Una de las ventajas de ir a comer con mi madre y mis hermanas, es que de sobremesa, sacamos las agujas, pero por mucho que las haya sacado no me ha dado tiempo a que se lleve el jersey para mi sobri, el que empecé en la quedada el sábado, sólo me ha dado tiempo a tejer la espalda y el puño de una manga, pero he empezado y desecho el delantero 3 o 4 veces ya pero creo que eso no cuenta.
Ahora que tengo super cámara tengo intención de poner más fotos, pero para eso necesito cargar la batería (de la cámara) si cuando no es una cosa es otra....

4 comentarios:

Alex dijo...

Bueno, seguro que tu madre encantadísima, eso sí, si no pisas por casa tendrás que llevarte todos los cargadores que queremos fotos!

fifilota dijo...

Bueno, pero la comida casera siempre está bien, ¿no? Sino siempre puedes recurrrir a los tuppers... (como hago yo, que tengo un morro... je je je)

Laurix dijo...

je,je,je, mola ir a comer a casa de la madre... :-)

Hiroshige dijo...

Ais las madres, qué rico cocinan :-D